Se hizo la dormida

12/01/2009 at 16:40 (Uncategorized)

Se hizo la dormida… Apenas tenía cinco o seis años, pero ya se daba cuenta de cosas que los demás jamás imaginarían. Por eso cuando vio que sus padres pensaban que dormía, ella… se hizo la dormida.

Iban camino de la casa dónde veraneaban, como cada fin de semana y ella se tumbó en el asiento trasero para no marearse, como tenía por costumbre. Quizá era invierno y anochecía antes, quizá simplemente salieron tarde y se les hizo de noche por el camino, pero la oscuridad del cielo hizo pensar a sus padres que ella se había dormido, y ella les oyó hablar. Les oyó hablar sin gritos, sin discusiones ni resquemores, simplemente les oyó hablar de que su pequeña, ella, se debía haber dormido.

No abrió los ojos, escucharles hablar de ese modo no lo tenía acostumbrado y le provocó una sensación agradable, el hecho de que por un instante, ella, sin haberlo planeado, sin tan siquiera haberlo imaginado, les había unido de tal manera que había conseguido que olvidaran sus diferencias.

Pararon el coche para arropar a la pequeña, que yacía ‘dormida’. Ella no tenía frío, no tenía sueño, pero sonrió para sus adentros y simplemente… se hizo la dormida.

Anuncios

Permalink Dejar un comentario